Reseña del Curso de Tecnificación en Wushu y Tuina en China 2016

Diapositiva1

Del 15 al 31 de julio de 2016, cinco practicantes de Wushu (artes marciales chinas, que incluyen el taichi) del Gimnasio Oviedo Sport (Alba Niño González, Raúl López Moreno y Eloy Niño Ortega), del Gimnasio Yinyang Gijón (Asiak Soto Del Collado) y del Gimnasio Artai de Orense (Aaron Blanco Pita) viajamos a la milenaria China, a aprender, de la fuente original, de este moderno deporte, a la Shanghai University of Sport (SUS). No pudieron venir Arturo ni Iván, asiduos de estas vivencias. Allí vimos a otros españoles del grupo de Wael y el Summer Camp.

Fuimos de la mano del Maestro Zhu Dong, Doctor en educación física de la Universidad de deportes de Shanghai. Profesor del Departamento de Wushu de la Universidad de Deportes de Shanghai. Vicedirector del centro de investigación de wushu. Entrenador del equipo nacional de wushu. Entrenador en California, Finlandia, Myanmar, España. Premio al proyecto de investigación científica y tecnológica para los JJOO de 2008, premio en 2009 como profesor excepcional. 7º Duan. Especialista en: Entrenamiento Científico de Artes Marciales. Con muchas publicaciones científicas.

Zhu Dong estuvo en España, en marzo, impartiendo los cursos de taichi moderno de competición 3er set, chikung de investigación, y wushu tradicional del estilo del águila, a los que asistimos y conectamos para estudiar en su universidad.

Ya habíamos estado en Shangai en el viaje de 2012, pero solo de turismo.

En esta ocasión fuimos vía Suiza, y nos recibió Linda (Linlin), profesora de tenis, encantadora guía de la Universidad de Deportes de Shanghai, que nos ayudó durante toda la estancia. El Pr. Li Youqiang de la International Students Office, The School of International Cultural Exchange, Shanghai University of Sport, muy amable y eficaz, nos inscribió en los cursos y facilitó las tarjetas para las comidas y lavado de ropa, y nos dio unas camisetas de la Universidad de deportes de Shanghai y los certificados. El Hotel donde nos alojamos era espectacular, con todas las comodidades, para recuperarnos mejor de los entrenamientos, y a un precio muy asequible.

En la Universidad estudiamos formas (taolu) de Wushu moderno:

Taichi: puño de taichi (taijiquan) y espada de taichi (taijijian) de competición de 3 set (Asiak, Raúl y Eloy),

Estilo de Sur (Nanquan): puño de sur (nanquan), palo de sur (nangun) y sable de sur (nandao), (Alba y Aaron)

Como todos conocíamos las formas (taolu) pudimos seguir el ajustado programa y subir el nivel de competición. En el caso del Nanquan, Alba y Aaron, además estudiaron palo de Norte (gunshu) y todos pudimos practicar los ejercicios esenciales con las armas de palo, espada y sable. También estuvimos practicando ejercicios de agilidad y acrobacias propias del Wushu y el combate de taichi (tuishou).

Además de el Pr. Zhu Dong, nos dio clase el Pr. Chen Song, de impresionante fuerza en el estilo, espectacular habilidad con las armas, e increíble facilidad al realizar los ejercicios de dificultad. Su especial amabilidad y dedicación en la enseñanza permitió un aprendizaje más rápido y eficaz. Al final del curso nos regaló, a cada uno, una obra de arte realizada por él: una caligrafía china sobre el poema de “La Tocadora de Pipa” (Pipa Xing), de la Dinastía Tang (618-907 d.C.), donde el poeta Bai Juyi, describe un encuentro casual con una tocadora de pipa en el Río Yangtze, los versos principales son: “Las notas largas zumbaban como lluvia repentina. Las notas pequeñas susurraban como murmullos de amantes. Charlan y susurran, y luego se entremezclan, como perlas grandes y pequeñas que caen sobre un plato de jade”. El wushu es un arte. La bondad y humanidad son las principales virtudes del practicante artista de wushu.

Además realizamos un seminario sobre el trabajo de entrenamiento de los ejercicios de dificultad (nandu) de las formas de competición de Wushu moderno, pues el Pr. Zhu Dong es especialista e imparte cursos internacionales sobre Wushu Nandu Jump Training Workshop. Además el Pr. Zhu Dong nos invitó a su despacho, donde además de tomar el ceremonial té, nos estuvo explicando sus trabajos de investigación publicados, y luego nos enseñó los laboratorios de investigación. Impresionante el Pr. Zhu Dong, como persona, anfitrión, deportista, docente e investigador científico.

Por las tardes estudiamos masaje chino (tuina), en el Hospital de la Universidad de Deportes de Shangai, impartido por el Pr. Kevin Wang, quien nos enseñó y repasó las manipulaciones principales para las lesiones y dolencias mas comunes, especialmente en la espalda, y pudimos recibir y practicar sus enseñanzas. Imponente el Pr. Kevin Wang en sus habilidades manuales y sus cualidades docentes, además de ser muy amable y cercano, respondiendo a nuestras preguntas y enseñándonos un chikung tradicional. Aunque hablaba perfectamente inglés, la Universidad nos puso una traductora (Patricia), que era española, de Málaga, profesora de ping-pong, que hablaba estupendamente chino, y que también nos ayudó en otras muchas cosas, y nos acompañó en las salidas nocturnas y turismo del fin de semana, y nos enseñó algo de chino.

Los fines de semana madrugábamos (a las 6 am) para hacer chikung (qigong) en el parque dentro de la Universidad, ayudados por los “mayores” que se movían como jóvenes.

Aunque no teníamos mucho tiempo para turismo, pudimos pasear por los alrededores y coger el metro para visitar tiendas de wushu, parques, y la típica ciudad cosmopolita que es Shanghai, con su historia de colonización extranjera, sus rascacielos (Torre Perla Oriental, Jin Mao, Centro Financiero Mundial –el más alto-, etc.) y zonas típicas, como el paseo a lo largo del Río Huangpu, (que separa la zona de Pudong –con rascacielos-, de la zona del Bund –con edificios coloniales-), donde se toman autobuses con rutas turísticas, la peatonal calle de tiendas de Nanjing road, La Plaza del Pueblo (People Square), que contrastan con los jardines tradicionales de Yuyuan Garden y la zona de casa tradicionales (shikumen) reconstruidas de Xintiandi.

Volvimos a Madrid vía Munich, y llegamos a Asturias ya de noche, apurando hasta el último momento nuestras vacaciones, pues al día siguiente ya trabajábamos.

Llevamos viajando a China desde el año 2005, y cada año descubrimos algo nuevo, en este caso el mundo de investigación científica del wushu moderno, de la mano de un fantástico investigador, el Dr. Zhu Dong. Este es el mundo de Alba, nuestra investigadora, deportista de alto rendimiento, doble campeona de Europa de Wushu, que ha terminado el Master en investigación de actividades físicas y deportivas, y está haciendo el doctorado en Ciencias de la Actividad Física y deporte.

Espero que estos viajes-aventura-entrenamiento, compensen los importantes esfuerzos económicos, temporales, físicos, mentales y emocionales, que tenemos que realizar. Es de resaltar la amistosa y colaboradora convivencia del grupo. Gracias y ánimo a seguir entrenando e investigando duro, y a seguir sonriendo ante las dificultades para seguir compitiendo y mejorando.