Reseña IX Campeonato de España de Wushu Tradicional 2017

cto esp wushu trad 2017

El 29 y 30 de abril de 2017, en el Pabellón Deportivo Municipal de Villaviciosa de Odón, Centro de Tecnificación de Judo y Deportes Asociados de la Comunidad de Madrid, se celebró el IX Campeonato de España de Wushu tradicional 2.017. Asistimos unos 100 participantes, de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Valencia, Castilla La Mancha, Castilla León, Galicia, Madrid y Asturias.

Es de destacar el mérito de los 5 medallistas nacionales, del Club Oviedo Sport, al obtener nada menos que 9 medallas, ganadas por el equipo asturiano de Wushu tradicional. Fueron 3 oros, 4 platas y 2 bronces.

Alba Niño González ganó tres oros: en  taichi yang (8,64), sable de taichi yang (8,55) y combate de taichi (tuishou). Es de destacar las elevadas notas en formas (taolu).

Se han notado los entrenamientos añadidos, realizados en el Gimnasio Wudao de Madrid (muchas gracias Serrato). Esta brillante estrella del wushu, no es la primera vez que consigue 3 oros (ya los consiguió en wushu moderno en 2014) y nos tiene acostumbrados a medallas nacionales desde que se inició en la competición en 2012, tanto en wushu moderno como tradicional, y tanto en formas como en combates. No en vano es doble campeona de Europa de Wushu (2014 y 2016).

– Asiak Soto Del Collado ganó dos platas: en taichi yang (8,5), y combate de taichi (tuishou). Recordemos que es subcampeona de Europa de Wushu en 2016.

Raúl López Moreno ganó 2 platas: en taichi yang (7,47), y combate de taichi (tuishou). Este prometedor competidor se estrenó en su primera actuación con dos metales

Cristina Luces Del Río ganó 1 bronce: en combate de taichi (tuishou). Esta prometedora competidora se estrenó en su primera actuación con un metal.

Beatriz Llada Menéndez ganó 1 bronce: en combate de taichi (tuishou). Esta prometedora competidora se estrenó en su primera actuación con un metal.

Excelentes resultados, que si se suman con las 7 medallas de wushu moderno, ganadas en el Campeonato de España de enero (Arturo Cuevas Martínez, 1 oro y 1 plata, Asiak Soto Del Collado, 1 oro y 1 plata, Alba Niño González, 2 platas, y Daniel Velho García, 1 bronce) cierran el año con 16 medallas nacionales: 5 oros, 8 platas y 3 bronces.

A las que se suman las del Club Artai Orense, alumnos de Aaron Blanco, con 7 medallas: 1 oro, 4 platas, 2 bronces: Ngagne Faye Faye, 1 oro, David Fernández Varela, 1 plata, Jacobo Rodríguez Naviera, 3 platas, Sara Álvarez Vázquez, 2 bronces).

El total de 23 medallas nacionales de 2017 (6 oros, 12 platas, 5 bronces) es:

Alba: 3 oros, 2 platas: 5

Asiak: 1 oro, 3 platas: 4

Arturo: 1 oro, 1 plata: 2

Raúl: 2 platas: 2

Cristina: 1 bronce: 1

Bea: 1 bronce: 1

Dani: 1 bronce: 1

Ngagne: 1 oro:1

David: 1 plata: 1

Jacobo: 3 platas: 3

Sara: 2 bronces: 2

Nos acompañaron Mateo y Maricarmen, padres de Cris, gracias por el coche, la ayuda técnica y los ánimos.

 

También se realizó la reunión de Delegados, para presentar al nuevo Director de Deportes Asociados (Fermín Parra) y tratar los temas del orden del día. Mostramos nuestro apoyo a su labor, agradecemos la cercanía y el interés mostrados en resolver los temas pendientes, y deseamos un fructífero periodo de colaboración y trabajo.

Enhorabuena a estos ganadores que forman parte de la élite nacional del wushu, y también a los competidores que no obtuvieron medalla, pues también hay que aprender a perder.

Muchas gracias por darnos estas alegrías, por su esfuerzo y dedicación en el duro trabajo y entrenamiento físico, mental y control emocional, (previo, durante y después de la competición), por la deportividad mostrada en sus actuaciones, por la superación de los problemas cotidianos y la difícil organización para compaginar entrenamientos con el resto de las actividades personales de estudios, trabajos, aspectos familiares, etc., renunciando a muchas comodidades y diversiones, pero que forjan un carácter firme y responsable que les ayudará a triunfar en la vida.

Un abrazo y muchos aplausos de reconocimiento y apoyo, al valor y fortaleza de ir al campeonato, con lo fácil que es, que surjan dificultades económicas, problemas de salud, lesiones y contratiempos familiares que impiden presentarse, sobreponiéndose a las incertidumbres y miedos a lo desconocido o difícil, para poder conseguir concentrarse en competir y hacerlo lo mejor posible, y evitar las golosas distracciones.

Unos ánimos para que se motiven y continúen entrenando, conscientes del esfuerzo que han realizado y del que aún tienen que realizar.

Pero la verdadera recompensa es haber vivido la propia experiencia de haberse probado, de haber cumplido los objetivos de hacerlo lo mejor posible, con deportividad, sin lesionarse, divirtiéndose, y estar junto a otros compañeros, de toda España, que practican este completo, variado, espectacular y formativo deporte del wushu (artes marciales chinas) que incluye al taichi, en la modalidad deportiva de competición.