Reseña Open de Taichi 2014

open taichi 2014

El domingo 6 de abril de 2014, se celebró el I Open de Taichi de España, en el Centro de Tecnificación Deportiva de Judo y Deportes Asociados de la Comunidad de Madrid, en Villaviciosa de Odón, con la participación de 10 Comunidades Autónomas.

Se presentaron rutinas contemporáneas (estandarizadas internacionales), tanto básicas como de competición, libres y tradicionales de taichi (taijiquan), y estilos internos, que pertenecen al Wushu (artes marciales chinas), tanto individuales como en grupos, inermes y con armas, en dos tapices simultáneos, de la categoría absoluta, y combate de taichi o empuje de manos (tuishou). El objetivo es responder a la llamada de la Federación Internacional de Wushu (IWUF) de promover la competición del taichi.

Gracias por organizar este precioso evento deportivo, cultural y saludable.

Espectacular actuación de los competidores del equipo asturiano de taichi, del Gimnasio Oviedo Sport, que volvió a casa con 18 medallas, 12 oros, 5 platas y 1 bronce.

Empezó la competición por grupos donde el equipo asturiano consiguió el oro, estaba formado por Arturo Cuevas Martínez, Alba Niño González, Juan Carlos Santos Álvarez, Asiak Soto del Collado y José María Sánchez, con una actuación en circulo yinyang de la forma de 24 de taijiquan.

Arturo Cuevas logró 5 medallas: oro con el grupo, oro en puño de taichi 24 (taijiquan), oro en empuje de manos 75kg (tuishou), plata en espada de taichi (taijijian), y bronce en taichi de competición realizando espectaculares ejercicios de dificultad (nandu).

Juan Carlos Santos consiguió 4 medallas: oro con el grupo, oro en empuje de manos 75kg (tuishou), oro en espada de taichi (taijijian), plata en puño de taichi 24 (taijiquan),

Asiak Soto consiguió 4 medallas: oro con el grupo, oro en espada de taichi (taijijian), oro en puño de taichi 24 (taijiquan), plata en empuje de manos 55kg (tuishou),

Alba Niño consiguió 3 medallas: oro con el grupo, oro en puño de taichi 24 (taijiquan), plata en empuje de manos 55kg (tuishou),

José María logró 2 medallas: oro del grupo, plata en empuje de manos 75kg (tuishou),

Los otros seleccionados María José Fano Fernández, Carmen Avello Llano, Iván Rey Menéndez, Raúl Rodríguez Magdaleno, y Sara González Martín, por causas justificadas no pudieron asistir al campeonato.

El empuje de manos (tuishou) en la modalidad de pies fijos, es la más segura para el deportista, pues solo participan competidores que han competido previamente en formas de estilos internos. Es la más simple pues solo permite la distancia corta y desequilibrio del oponente mediante empujón suave, en la parte superior, sin perder la estabilidad, prohibiendo cualquier otra técnica como golpes, empujones fuertes (fajin), luxaciones, trabajo de piernas, agarres o técnicas al cuello o cabeza. Es la modalidad más propia de los estilos internos pues promueve las técnicas de movimiento de la cadera y cintura y el cuerpo en su globalidad, en lugar de las técnicas de fuerza externa (de brazos y piernas) de las otras formas de combate de wushu como sanda, qinda, suaijiao, etc. Permite la participación de personas de todo tipo de condición, edad y sexo, por lo que es la más adecuada para la iniciación y entrenamiento de las sutiles técnicas y fuerzas internas, suaves y continuas, desde el centro, con intención y coordinadas con la respiración.

Se trata de sentir la fuerza (intensidad, dirección, sentido e intención) del movimiento del compañero, desarrollando la sensibilidad de antebrazos, muñecas y manos, desviarla con movimientos fluidos y aprovecharla para desequilibrarle, haciendo el mínimo de fuerza. Se siguen los principios de adherir (Zhan), unir (Lien), mantener (Nien) y seguir (Shi), sentir su energía (Ting jin), comprender, (Dong jin), disolver su fuerza (Hua jin), amagar, (Yin jin), controlar (Na jin) y empujar, desequilibrar. Evitando la pérdida de contacto (Diu), resistencia (Ding), unilateralidad (Pian), y fuerza sin control (Kang).

Enhorabuena a los medallistas asturianos. Que estos éxitos les anime, y contagie de moral al resto de los deportistas. La competición es un momento de encuentro, una ocasión para disfrutar haciendo lo que nos gusta, una oportunidad para superarse y mostrar la progresión resultante de muchos ratos de duro trabajo, esfuerzos y renuncias.